Industria química

Producción y diseño de salas blancas para el sector químico

Delta2000, sala blanca para el sector químico

Delta2000 está especializada en el diseño y fabricación de salas blancas para la industria química. Nuestro personal competente y experimentado es consciente de que cada empresa tiene necesidades únicas y por ello se compromete a llevar a cabo un proceso adaptado y siempre altamente personalizado, con el fin de satisfacer todas las exigencias de la industria química.

Al diseñar salas blancas para la industria química, creamos soluciones que cumplen con los siguientes requisitos:

  • Posibilidad de ampliación y reconfiguración de la estructura para una optimización máxima
  • Máxima eficiencia en la filtración del aire y en la ventilación del ambiente para conseguir excelentes niveles de limpieza
  • Diseño de alta calidad, materiales y tecnologías de última generación y de nueva concepción
  • Configuraciones totalmente personalizadas
  • Soluciones de amueblamiento y almacenamiento según las exigencias de los accesorios para salas blancas

Delta2000 está especializada en el diseño y fabricación de salas blancas para la industria química. Nuestro personal competente y experimentado es consciente de que cada empresa tiene necesidades únicas y por ello se compromete a llevar a cabo un proceso adaptado y siempre altamente personalizado, con el fin de satisfacer todas las exigencias de la industria química.

Al diseñar salas blancas para la industria química, creamos soluciones que cumplen con los siguientes requisitos:

  • Posibilidad de ampliación y reconfiguración de la estructura para una optimización máxima
  • Máxima eficiencia en la filtración del aire y en la ventilación del ambiente para conseguir excelentes niveles de limpieza
  • Diseño de alta calidad, materiales y tecnologías de última generación y de nueva concepción
  • Configuraciones totalmente personalizadas
  • Soluciones de amueblamiento y almacenamiento según las exigencias de los accesorios para salas blancas

Producción

La producción química en salas blancas exige diferentes requisitos dependiendo de la industria concreta de aplicación. Por esta razón, nuestros expertos crean proyectos personalizados que satisfacen los requisitos específicos del cliente, tales como visibilidad, resistencia a agentes químicos agresivos y control estático.

La producción química en salas blancas se caracteriza por albergar productos que requieren un ciclo de producción completo y constantemente controlado. La actividad de monitorización de una sala limpia comprende, entre otras, las siguientes acciones:

  • Medición continua de micropartículas presentes en el ambiente
  • Medición de sobrepresión
  • Cálculo de la velocidad de reposición del aire
  • Cálculo y control de la temperatura ambiente
  • Medición y estabilización de la humedad del aire.

Mediante este constante control es posible garantizar la comparación entre los parámetros nominales y los valores reales, ya que cualquier desviación puede ser inmediatamente interceptada y corregida con medidas de precaución por el entorno controlado.

La producción química en salas blancas se realiza, por lo tanto, mediante una regulación absolutamente precisa de las condiciones del entorno de trabajo y manteniendo los distintos parámetros que lo caracterizan. Este tipo de proceso garantiza no sólo la pureza de los productos, sino también su alta calidad y total ausencia de contaminación.

Producción

La producción química en salas blancas exige diferentes requisitos dependiendo de la industria concreta de aplicación. Por esta razón, nuestros expertos crean proyectos personalizados que satisfacen los requisitos específicos del cliente, tales como visibilidad, resistencia a agentes químicos agresivos y control estático.

La producción química en salas blancas se caracteriza por albergar productos que requieren un ciclo de producción completo y constantemente controlado. La actividad de monitorización de una sala limpia comprende, entre otras, las siguientes acciones:

  • Medición continua de micropartículas presentes en el ambiente
  • Medición de sobrepresión
  • Cálculo de la velocidad de reposición del aire
  • Cálculo y control de la temperatura ambiente
  • Medición y estabilización de la humedad del aire.

Mediante este constante control es posible garantizar la comparación entre los parámetros nominales y los valores reales, ya que cualquier desviación puede ser inmediatamente interceptada y corregida con medidas de precaución por el entorno controlado.

La producción química en salas blancas se realiza, por lo tanto, mediante una regulación absolutamente precisa de las condiciones del entorno de trabajo y manteniendo los distintos parámetros que lo caracterizan. Este tipo de proceso garantiza no sólo la pureza de los productos, sino también su alta calidad y total ausencia de contaminación.

Zona atex

El término Atex (Atmósfera Explosiva) es una abreviatura procedente de la Directiva Europea 94/9/CE sobre la introducción en el mercado de dispositivos de protección mecánica y eléctrica, sistemas y componentes antideflagrantes. Esta Directiva se refiere a los fabricantes de productos destinados a utilizarse en las denominadas zonas “con riesgo de explosión”.

Los productos a los que se refiere Atex incluyen:

  • Los dispositivos de comando
  • Los dispositivos de control
  • Los dispositivos de regulación

Están situados fuera de zonas potencialmente explosivas, pero al mismo tiempo garantizan el uso seguro de los sistemas de protección contra explosiones.

Los entornos denominados Atex se pueden subdividir de la siguiente manera:
Material: gases, vapores o nubes

  • Zona 0: la atmósfera explosiva de esta zona consiste en una mezcla de aire y sustancias inflamables en forma de vapor, gas o niebla durante un período continuo.
  • Zona 1: es probable que se produzca una atmósfera explosiva ocasional consistente en una mezcla en el aire de sustancias inflamables tales como gases, niebla o vapor.
  • Zona 2: en este lugar, la atmósfera explosiva está formada por una mezcla de aire en sustancias inflamables en forma de niebla, gas o vapor que sólo persiste durante breves períodos de tiempo.

Material: polvos

  • Zona 20: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que está presente en el ambiente de forma continua, frecuente o prolongada.
  • Zona 21: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que ocasionalmente se presenta en el aire.
  • Zona 22: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que sólo persiste en el aire durante un breve periodo de tiempo

Las causas más comunes de ignición incluyen chispas, la presencia de llamas o gases calientes, sobrecalentamiento, auto-combustión de polvo, cargas electrostáticas, ondas electromagnéticas y radiofrecuencias.

Los sectores industriales a los que se refiere Atex incluyen astilleros, combustibles, electrónica, agroalimentaria, química-farmacéutica, pintura y tecnología láser, polígonos de tiro, industria armamentística y cosmética.

Zona atex

El término Atex (Atmósfera Explosiva) es una abreviatura procedente de la Directiva Europea 94/9/CE sobre la introducción en el mercado de dispositivos de protección mecánica y eléctrica, sistemas y componentes antideflagrantes. Esta Directiva se refiere a los fabricantes de productos destinados a utilizarse en las denominadas zonas “con riesgo de explosión”.

Los productos a los que se refiere Atex incluyen:

  • Los dispositivos de comando
  • Los dispositivos de control
  • Los dispositivos de regulación

Están situados fuera de zonas potencialmente explosivas, pero al mismo tiempo garantizan el uso seguro de los sistemas de protección contra explosiones.

Los entornos denominados Atex se pueden subdividir de la siguiente manera:
Material: gases, vapores o nubes

  • Zona 0: la atmósfera explosiva de esta zona consiste en una mezcla de aire y sustancias inflamables en forma de vapor, gas o niebla durante un período continuo.
  • Zona 1: es probable que se produzca una atmósfera explosiva ocasional consistente en una mezcla en el aire de sustancias inflamables tales como gases, niebla o vapor.
  • Zona 2: en este lugar, la atmósfera explosiva está formada por una mezcla de aire en sustancias inflamables en forma de niebla, gas o vapor que sólo persiste durante breves períodos de tiempo.

Material: polvos

  • Zona 20: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que está presente en el ambiente de forma continua, frecuente o prolongada.
  • Zona 21: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que ocasionalmente se presenta en el aire.
  • Zona 22: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que sólo persiste en el aire durante un breve periodo de tiempo

Las causas más comunes de ignición incluyen chispas, la presencia de llamas o gases calientes, sobrecalentamiento, auto-combustión de polvo, cargas electrostáticas, ondas electromagnéticas y radiofrecuencias.

Los sectores industriales a los que se refiere Atex incluyen astilleros, combustibles, electrónica, agroalimentaria, química-farmacéutica, pintura y tecnología láser, polígonos de tiro, industria armamentística y cosmética.

Ir arriba