Zona Atex

[vc_row][vc_column width=»3/4″][vc_single_image image=»8410″ img_size=»full»][vc_column_text]

ZONA ATEX

[/vc_column_text][vc_column_text]El término Atex (Atmósfera Explosiva) es una abreviatura procedente de la Directiva Europea 94/9/CE sobre la introducción en el mercado de dispositivos de protección mecánica y eléctrica, sistemas y componentes antideflagrantes. Esta Directiva se refiere a los fabricantes de productos destinados a utilizarse en las denominadas zonas “con riesgo de explosión”.

Los productos a los que se refiere Atex incluyen:

  • Los dispositivos de comando
  • Los dispositivos de control
  • Los dispositivos de regulación

Están situados fuera de zonas potencialmente explosivas, pero al mismo tiempo garantizan el uso seguro de los sistemas de protección contra explosiones.

Los entornos denominados Atex se pueden subdividir de la siguiente manera:
Material: gases, vapores o nubes

  • Zona 0: la atmósfera explosiva de esta zona consiste en una mezcla de aire y sustancias inflamables en forma de vapor, gas o niebla durante un período continuo.
  • Zona 1: es probable que se produzca una atmósfera explosiva ocasional consistente en una mezcla en el aire de sustancias inflamables tales como gases, niebla o vapor.
  • Zona 2: en este lugar, la atmósfera explosiva está formada por una mezcla de aire en sustancias inflamables en forma de niebla, gas o vapor que sólo persiste durante breves períodos de tiempo.

Material: polvos

  • Zona 20: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que está presente en el ambiente de forma continua, frecuente o prolongada.
  • Zona 21: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que ocasionalmente se presenta en el aire.
  • Zona 22: la atmósfera explosiva puede presentarse en forma de una nube de polvo combustible que sólo persiste en el aire durante un breve periodo de tiempo

Las causas más comunes de ignición incluyen chispas, la presencia de llamas o gases calientes, sobrecalentamiento, auto-combustión de polvo, cargas electrostáticas, ondas electromagnéticas y radiofrecuencias.

Los sectores industriales a los que se refiere Atex incluyen astilleros, combustibles, electrónica, agroalimentaria, química-farmacéutica, pintura y tecnología láser, polígonos de tiro, industria armamentística y cosmética.
[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/4″][vc_widget_sidebar sidebar_id=»thefox_azienda»][/vc_column][/vc_row]

Ir arriba